¿Cómo es el convenio regulador en la custodia compartida? ¿Es mejor la guarda y custodia completa? ¿Cómo ganar la custodia de mi hijo?

En este artículo daremos respuesta a estas cuestiones desde un punto de vista psicológico.

Cuestiones como si es mejor la custodia completa para el padre o la madre o responder a preguntas tales como dónde puedo pedir la custodia de mi hijo son algunos de los ejemplos que podrás encontrar en este artículo.

En muchas ocasiones queremos pasar de un régimen de exclusividad en el que vemos a nuestros hijos menos de lo que nos gustaría, a uno de custodia compartida. Por eso también mostraremos los requisitos que el Juez valora al decantarse por una modalidad u otra.

De la misma forma, explicaremos por qué a la hora de solicitar la custodia exclusiva, lo ideal es aportar una peritaje psicológico de custodia.

Convenio regulador ¿quién decide el régimen?

¿Te preguntas cómo pedir la custodia de un hijo? ¿Quién decide quién se la queda?

Dependerá del momento en el que te encuentres.

La petición se realiza durante el proceso de separación o divorcio (cursado en el juzgado de primera instancia), y la harán los padres. Esto también aplica a parejas de hecho.

El proceso jurídico puede ser:

  • De muto acuerdo: los progenitores harán una propuesta de convenio regulador que recogerá las medidas que se desean modificar, entre ellas, el régimen de custodia compartida.
  • Contencioso: si no llegan a un acuerdo, el Juez será quien decida el tipo de régimen en base al bienestar del menor.

Además, también puede solicitarse una modificación de medidas con posterioridad a la sentencia de separación o divorcio.

Tipos de custodia legal: ¿cuál es la mejor?

Tanto si las medidas adoptadas tras el divorcio son de mutuo acuerdo o contenciosas, el Ministerio Fiscal revisará el convenio regulador del divorcio para defender los derechos de los menores y tomar las decisiones oportunas.

Esto lo hará tomando como base el dictamen o informe favorable de un experto o perito (art. 92 del Código Civil).

La guarda y custodia se puede atribuir a uno de los progenitores (custodia monoparental o exclusiva), a ambos (custodia compartida).

Existen también otros tipos menos frecuentes como son la  partida, donde hay una distribución de los hijos entre los progenitores, o la custodia atribuida a un tercero.

No ha de confundirse con la patria potestad.

Diferencias entre custodia y patria potestad compartida

convenio regulador custodia compartida

La patria potestad es el conjunto de derechos, atribuciones y deberes que tienen los padres sobre los hijos menores de edad no emancipados.

Va unida a la condición de progenitores, con independencia de que exista matrimonio, ya que se fundamenta en las relaciones paterno-filiales.

Afecta a las decisiones importantes, es decir, a las que implican modelo educativo. Por ejemplo:

  • Cuando hay que decidir si los hijos van o no a un colegio de educación disgregada (separación por sexo).
  • Cuando hay que determinar si se realizan algunas intervenciones sanitarias.

En casos como estos, los padres deben ponerse de acuerdo. Es una obligación, tanto si están o no juntos.

En cambio, las obligaciones de la guarda y custodia se centran en la convivencia habitual y diaria con los hijos menores de edad.

En caso de separación o fin de la relación matrimonial, lo normal es que ambos progenitores mantengan la patria potestad. Sin embargo, la guarda y custodia se atribuye o bien a uno de ellos  o a ambos.

Custodia monoparental: ¿custodia completa para la madre o para el padre?

Durante el proceso de separación o divorcio, se plantean medidas provisionales en procesos de familia.

En este momento analiza la guarda y custodia completa, exclusiva o monoparental, siendo el Juez quien atribuye el régimen a uno de los progenitores.

Cuando nos encontramos con clientes, a menudo surgen preguntas de este estilo:

  • ¿Cómo conseguir la custodia materna?
  • ¿Podemos demostrar que la custodia exclusiva para la madre es mejor?
  • ¿Cómo ganar la custodia de mi hijo si soy hombre?
  • ¿Cómo quitar la custodia a una madre?

Buscamos un régimen aislado del otro progenitor, pensando que los niños se encontrarán mejor, porque somos la mejor influencia que pueden tener.

Otras veces, porque llegamos a la conclusión que de que el régimen propuesto es injusto para nosotros.

Sin embargo, hay que recalcar que la cuestión es que la asignación de un tipo de custodia u otro no es una competición, no consiste en ganar o perder.

La guarda y custodia exclusiva para el padre, al igual que para la madre, siempre dependerá del criterio del Juez, que tendrá también en cuenta el informe del Ministerio Fiscal, que a su vez valorará la evaluación hecha por un perito experto.

informe pericial custodia compartida

Por qué necesitas un Informe Pericial de Custodia Compartida

Los procesos de divorcio o separación es la consecuencia del deterioro en la relación de dos progenitores. Este proceso no solo afecta a la relación de pareja. Cuando existen hijos en ...
Leer más

 

¿Y en qué se van a basar todos estos informes?

En hacer prevalecer los derechos de los hijos, y su bienestar.

custodia completa para la madre

Entonces, un régimen de custodia exclusiva se asignará normalmente cuando los padres no sean capaces de llegar a un acuerdo acerca del futuro cuidado de sus hijos.

El Juez decidirá por su cuenta y razón que es más beneficioso para los menores pasar a un régimen de custodia total de uno de sus progenitores. Esto lo hará aludiendo a los criterios que mayor bien vayan a hacerle a los hijos.

La custodia monoparental es la más tradicional.

Supone que uno de los padres (progenitor custodio) será el encargado del cuidado diario y ordinario de los hijos menores. Del mismo modo, será el quien gestione la pensión alimenticia que corresponda a los hijos.

Por otro lado, el progenitor no custodio, gozará de:

  • Derecho de visita: es la posibilidad de visitar a los menores durante un periodo corto de tiempo, sin pernocta. Normalmente se estipula una o dos tardes a la semana, respetando el horario escolar del menor.
  • Derecho de comunicación: hace referencia a la posibilidad de comunicación entre el progenitor no custodio y el menor sin ningún tipo de limitaciones. Cabe de decir que han de respetarse los hábitos del menos como, por ejemplo, las horas de estudio.
  • Derecho de estancia: es la posibilidad del progenitor no custodio de permanecer con los hijos durante varios días con pernocta. Generalmente son los fines de semana alternos, así como mitad del periodo estival.

¿Qué es la custodia compartida? ¿Es la mejor custodia de los hijos?

Si bien con anterioridad hemos dicho que la custodia exclusiva es la tradicional y más habitual, este tipo de régimen resulta cada vez más frecuente.

Esta modalidad proviene de algunos estados norteamericanos que no cuentan con los derechos y deberes que otorga la Patria Potestad vigente en España.

Por tanto, en Estados Unidos, cuando se otorgaba la exclusiva, el progenitor no custodio no tenía ni voz ni voto en la toma de decisiones de ningún área de la vida de sus hijos.

La custodia compartida surgió tras este reclamo.

como ganar la custodia de mi hijo si soy hombre

El auge de la custodia compartida se da tras una revisión científica en la que se estudió a adultos que habían crecido dentro de un régimen de exclusividad.

Estos se quejaban sistemáticamente de que nadie había tenido en cuenta su opinión de poder relacionarse con ambos progenitores en la infancia, a pesar de querer, en teoría, la mejor opción de custodia para ellos.

En España hemos heredado esta tipología, pero manteniendo la Patria Potestad conjunta.

Por tanto, los límites y diferencias a efectos prácticos entre unos tipos de custodia u otros (sumando el régimen de visitas para el progenitor no custodio), pueden ser difusas.

La custodia compartida promueve la distribución de las responsabilidades, es decir, la coparentalidad.

Se acordará cuando esta sea la forma más conveniente para el cuidado y el bienestar del menor, y cuando sea posible de aplicar.

Tipos de custodia compartida: ¿dónde vivirán mis hijos?

Asimismo, los ejemplos de custodia compartida más frecuentes son:

  • Birdnesting” o “casa nido”: Los menores permanecen en la vivienda familiar de forma permanente y son los progenitores los que salen de la casa y alternan la convivencia con los menores, es decir, entran y salen del domicilio  familiar según el periodo que les corresponda.
  • Con domicilio rotatorio de los hijos: Los progenitores tienen su propio domicilio y son los menores los que cambian de una vivienda a otra por periodos alternos.

¿Cuánto tiempo podré pasar con mis hijos?

En relación al periodo de tiempo asignado a cada uno de los padres, existen dos modelos de distribución generales:

  1. Fijo, en el cual ambos padres vivirán con sus hijos la misma cantidad de tiempo, ya sea una custodia compartida por semanas o meses.
  2. Diferente, en el cual hay uno de los padres que pasará más tiempo con sus hijos. Es frecuente verlo en padres que pueden ver a sus hijos algunos fines de semana y días concretos de la semana.

En resumen, lo que se busca es que los menores pasen la mayor parte de tiempo con los dos entornos parentales, siempre que esto les beneficie y sea posible.

A la hora de valorar un tipo de custodia u otro, recordemos que no es la cantidad de tiempo lo que importa, sino lo que ocurre durante ese tiempo. Es decir, lo que se valora es la calidad del mismo, lo que hacen los padres mientras conviven con sus hijos.

Custodia compartida: requisitos frente a la custodia total

custodia compartida requisitos

Vamos a ver cuáles son los requisitos para pedir la custodia compartida u otro tipo de régimen.

Son estos los datos en los cuales se va a basar el Juez a la hora de de adoptar una decisión u otra.

¿Qué dice la Ley de la custodia compartida? Según la siguiente sentencia del Tribunal Supremo:

La custodia compartida conlleva como premisa la necesidad de que entre los padres exista una relación de mutuo respeto que permita la adopción actitudes y conductas que beneficien al menor, que no perturben su desarrollo emocional y que pese a la ruptura afectiva de los progenitores se mantenga un marco familiar de referencia que sustente un crecimiento armónico de su personalidad.

Tribunal Supremo, Sentencia 96/2015, de 16 de febrero

Por tanto, en la asignación de un régimen u otro, lo primordial es el interés y bienestar del menor.

  • La aptitud parental

Si uno de los progenitores no está capacitado o sus circunstancias personales dificultan un ambiente adecuado para el menor, no será posible establecer de este tipo de régimen.

Por ejemplo, si uno de los padres no tiene capacidades suficientes como para hacerse cargo del menor, o vive en Madrid y el otro en Barcelona, será más difícil lograr una custodia compartida.

  • El deseo manifestado por los hijos mayores de 12 años

No resulta un factor vinculante, sino un criterio orientativo. Es decir, no implica que el menor decida, simplemente que se tiene en cuenta su opinión al respecto.

Además, es importante saber que el interés del menor no tiene por qué coincidir necesariamente con su voluntad. Pueden manifestar querer irse con uno de los padres, pero que no sea lo mejor para ellos. Hay ocasiones en las que incluso sufren del Síndrome de Alienación Parental.

  • El número de hijos

La tendencia que sigue el Tribunal es evitar la separación de los hermanos en aquellas parejas que han tenido dos o más hijos.

  • El cumplimiento de los progenitores de sus deberes con los menores

Esto hace referencia al hecho de que se cumpla el régimen de visitas en las condiciones fijadas.

También a que se abone de forma puntual la pensión alimenticia y otros gastos extraordinarios.

Y por último, que se demuestre interés e implicación en las diferentes áreas de los menores, así como que se acredite cierto compromiso en participar en la educación de estos.

  • La relación entre progenitores

No se exige una relación extraordinaria entre los padres.

Sin embargo, es importante que al menos exista respeto mutuo y una comunicación fluida que permita llegar a los mismos criterios sobre qué valores educativos transmitir a los menores.

  • Procesos penales abiertos o indicios de violencia doméstica

Cuando hay un procedimiento judicial de índole penal abierto en alguno de los progenitores, no se otorgará la guarda y custodia compartida:

No procederá la guarda conjunta cuando cualquiera de los padres esté incurso en un proceso penal iniciado por atentar contra la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o la libertad e indemnidad sexual del otro cónyuge o de los hijos que convivan con ambos.

 

Tampoco procederá cuando el Juez advierta, de las alegaciones de las partes y las pruebas practicadas, la existencia de indicios fundados de violencia doméstica.

 

Art. 92.7 del Código Civil

El informe psicológico para demostrar la capacidad parental

peritaje psicologico infantil

Actualmente, un informe pericial psicológico sobre custodia (evaluación de la capacidad parental) o infantil (evaluación sobre el menor) actúa como elemento casi determinante a la hora de que un Tribunal tome una decisión u otra.

Por tanto, la aportación de valoraciones de un profesional especialista en custodia, como lo es el informe pericial de custodia compartida, o el informe pericial psicológico infantil, resulta muy valorable en los procesos judiciales sobre derecho de familia.

De hecho, es frecuente que al menos una de las partes lleve un informe privado.

Desde Psicolegalmente ofrecemos este tipo de servicio. Si quieres más información, aquí puedes informarte sobre qué es un informe pericial, qué puntos valora y para qué te va a servir:

informe pericial custodia compartida

Por qué necesitas un Informe Pericial de Custodia Compartida

Los procesos de divorcio o separación es la consecuencia del deterioro en la relación de dos progenitores. Este proceso no solo afecta a la relación de pareja. Cuando existen hijos en ...
Leer más

 

Ponte en contacto con nosotros sin compromiso y te ayudaremos en lo que podamos.

        Custodia compartida y pensión alimenticia

        custodia compartida y pension alimenticia

        En relación con la custodia compartida y la pensión compensatoria o alimenticia, la cuestión más planteada es la siguiente:

        ¿Está exento cualquiera de los cónyuges de pagar una pensión de alimentos en la custodia compartida de los hijos menores?

        En la mayor parte de la población existe la creencia de que no procede establecer una pensión alimenticia en la custodia compartida. Tendemos a pensar que:

        • Cada uno de los cónyuges va a tener a los hijos la mitad del tiempo.
        • Que, durante ese periodo de convivencia, correrá en exclusiva con los gastos de su mantenimiento.

        Sin embargo, el criterio que actualmente se mantiene es que, aunque el régimen de guarda y custodia sea el de compartida, el Juez fijará una pensión compensatoria cuando exista desproporción entre los ingresos de los progenitores.

        Por tanto, en los casos en los que el Juez establezca la conveniencia del régimen de compartida, podrá fijar una pensión de alimentos a cargo del progenitor con mayores ingresos.

        Cálculo de pensión alimenticia según mi sueldo

        La cuantía de la pensión de alimentos se ajusta principalmente en función de:

        1. Las necesidades del menor
        2. Las posibilidades económicas del progenitor, es decir, el sueldo que percibe el mismo..

        Se tienen en cuenta factores como, el numero de hijos, el lugar de residencia o el patrimonio de los progenitores. Dicha cuantía se actualiza de forma anual (conforme al IPC) y puede modificarse si existen cambios esenciales en las circunstancias familiares.

        Existe la posibilidad de consultar tanto tablas orientativas como la calculadora online del Consejo General del Poder Judicial .

        Se puede calcular, con carácter orientativo, la cuantía de la pensión de alimentos que corresponda según el caso concreto. Te dejamos dos links:

        Abogado de custodia compartida en Madrid y alrededores

        Si crees que te ayudaría cierta orientación a la hora de abordar tu separación o divorcio, lo ideal sería que te asesorases con un abogado de familia especialista en guarda y custodia.

        Sin que necesites un informe por nuestra parte, también podemos facilitarte un abogado de custodia compartida de nuestra confianza.

        Conclusiones

        En resumen, lo que se busca actualmente es que los menores, independientemente del tipo, se encuentren ante un modelo de custodia que les beneficie.

        La forma de custodia primordial y más beneficiosa para los niños depende de muchos factores a valorar.

        Un peritaje psicológico sobre custodia es una prueba ideal, al igual que un informe pericial de capacidades parentales. Ambos pueden reflejar la realidad del menor.

        Por eso, es muy valorado por los abogados y jueces, tanto antes del divorcio como en una modificación de medidas.

        En Psicolegalmente hacemos peritajes psicológicos evaluando las capacidades parentales y el estado psicológico actual del menor.

        También colaboramos con abogados especialistas en guarda y custodia que pueden orientarte.

        No te olvides de dejarnos un comentario si tienes alguna pregunta. O, si lo prefieres, puedes contactar con nosotros por email o por teléfono.

        Bibliografía

        Manual docente del Máster en Psicología Clínica, Legal y Forense por la UCM

        Bauserman, R. (2002). Child Adjustment in Joint Custody Versus Sole-Custody Arrangements: A Meta Analytic Review. Journal of Family psychology, Vol. 16 (1), 91-102

        Artículo 92 del Código Civil

        ¿Cómo te llamas? *
        Tu correo *
        ¿En qué podemos ayudarte? (deja tu teléfono y te llamamos)

        Responsable: Psicolegalmente. Finalidad: contestar a tu correo electrónico. Legitimación: tu consentimiento. Destinatarios: los datos se encuentran alojados en Raiola Networks. Derechos: podrás ejercer tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email aquí o ante la Autoridad de Control. Información adicional: encontrarás más información en la Política de Privacidad

          Soy Cristina Ropero y voy a ayudarte. Soy experta en Psicología Clínica, Legal y Forense.

          ¿Qué te ofrezco? Servicios e informes rigurosos, objetivos, basados en la última evidencia que constituyen un medio de prueba para evitar la indefensión.

          0 commentarios

          Deja un comentario

          Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

          Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

          Este sitio web utiliza cookies para que una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y de nuestra política de cookies.

          ACEPTAR
          Aviso de cookies