606 68 84 03 - 600 87 70 06 [email protected]
PSICÓLOGOS PERITO - ÁMBITO NACIONAL

Requisitos para pedir una Custodia Compartida: el punto de vista psicológico

Psicólogo Forense » Guarda y Custodia » Requisitos

 

Uno de las cuestiones que más se interesa a la gente que está en un proceso de custodias son las razones que motivan al juez a tomar sus decisiones.

¿Qué es lo que realmente valora? ¿Cuáles son los requisitos para pedir una custodia compartida?

Algo que nunca ha dejado de sorprendernos es lo poco que se habla de las implicaciones psicológicas de este tipo de casos.

No se trata del dinero, el trabajo o de la vivienda, sino de cómo afectarán estos a tus hijos en el futuro.

En este artículo hablaremos de todos los aspectos psicológicos relacionados con la consecución de la guarda y custodia compartida (o total, si es lo que prefieres).

De la misma forma, explicaremos por qué lo idal en este tipo de casos es aportar un informe psicológico de custodia.

Lo primero de todo: ¿qué es lo que busca el Juez?

En muchas ocasiones queremos pasar de un régimen de exclusividad, a uno de compartida, o viceversa. Existen diversos motivos, por ejemplo:

  1. Que vemos a nuestros hijos menos de lo que nos gustaría
  2. Sentimos que los menores se han puesto en nuestra contra sin motivo aparente
  3. Creemos que el otro progenitor es una mala influencia
  4. Nosotros contamos con un mejor trabajo o situación económica
  5. Nuestros horarios y entorno son mejores
  6. El otro progenitor no pasa la pensión o se desentiende de sus hijos

Y de verdad estamos convencidos de que es nuestro derecho. Que la situación actual es injusta.

Sin embargo, ¿nos hemos preguntado alguna vez cuál es el objetivo del Juez? ¿Qué es lo que busca? ¿Qué dice la Ley de la custodia compartida?

Los requisitos para una custodia compartida según el Tribunal Supremo:

La custodia compartida conlleva como premisa la necesidad de que entre los padres exista una relación de mutuo respeto que permita la adopción actitudes y conductas que beneficien al menor, que no perturben su desarrollo emocional y que pese a la ruptura afectiva de los progenitores se mantenga un marco familiar de referencia que sustente un crecimiento armónico de su personalidad.

 

Tribunal Supremo, Sentencia 96/2015, de 16 de febrero

Por tanto en la asignación de un régimen u otro, lo primordial es el interés y bienestar del menor.

Se logrará saber si este interés y bienestar se cumplen en base a una serie de criterios que vamos a ver a continuación.

¿Cuáles son los requisitos para pedir una guarda y custodia compartida?

requisitos para pedir custodia compartida

Vamos a ver cuáles son los requisitos para pedir una guarda y custodia compartida u otro tipo de régimen. Son estos los datos en los cuales se va a basar el Juez a la hora de de adoptar una decisión u otra.

Cabe destacar que los criterios varían ligeramente según la Comunidad Autónoma en la que lleves el proceso. Vamos a explicar los puntos psicológicos a valorar en la Comunidad de Madrid que son ligeramente diferentes, por ejemplo, a los criterios para valorar una custodia compartida en Cataluña.

Tus actitudes y aptitudes parentales

Como progenitor, tienes que ser capaz de educar y proteger a tu hijo.

Tu forma de tratarle, de afrontar con él los problemas, o la manera en la que gestionas el estrés y las emociones en general, están incluidas en este apartado.

También se entiende como capacidades parentales aquellos rasgos de personalidad que fomentan el cuidado apropiado de un menor y la manera en la que se afrontan los conflictos.

Este punto es clave para el desarrollo de los menores, ya que la figura de referencia que conviva con ellos va a condicionar su autoconcepto en un futuro, entre otras cosas.

Si uno de los progenitores no está capacitado o sus circunstancias personales dificultan un ambiente adecuado para el menor, no será posible establecer de este tipo de régimen.

Por tanto, promover el desarrollo evolutivo saludable en el menor es uno de los objetivos del procedimiento judicial.

Evaluar estas aptitudes en los progenitores es de los factores que más peso tiene en la decisión del juez.

Tus circunstancias sociales, compatibles con sus necesidades

Si tus circunstancias personales dificultan un ambiente adecuado para el menor, será complicado concederte la custodia.

Por ejemplo, si vives en Madrid y tu expareja en Barcelona, será más difícil lograr una custodia compartida.

De la misma manera, si el otro progenitor no tiene un horario de trabajo compatible con los horarios escolares, ni apoyo familiar o social, y tú sí, entonces tú cuentas con mejores condiciones en este sentido.

El deseo manifestado por los hijos mayores de 12 años

¿Con quién quiere estar el niño? ¿Por qué?

No resulta un factor vinculante, sino un criterio orientativo. Es decir, no implica que el menor decida, simplemente que se tiene en cuenta su opinión al respecto.

Además, es importante saber que el interés del menor no tiene por qué coincidir necesariamente con su beneficio.

Por ejemplo, muchos niños prefieren no estar con su padre antes que con su madre, simplemente porque este le regaña o castiga menos o no es tan exigente con el conegio. Esto no tiene por qué ser lo mejor para ellos.

Hay ocasiones en las que incluso pueden estar influenciados por el otro progenitor, que le haya convencido para estar en contra del otro sin un motivo justificado. Es lo que se conoce como Síndrome de Alienación Parental.

Los hermanos van juntos

Como es lógico, la tendencia que sigue el Tribunal es evitar la separación de los hermanos en aquellas parejas que han tenido dos o más hijos.

El cumplimiento de tus deberes como padre

Esto hace referencia al hecho de que demuestres que cumples con tus obligaciones. Que muestras interés e implicación enlas diferentes áreas de la vida de los menores.

Por ejemplo:

  • Estar al tanto de su evolución en el colegio o instituto, de sus calificaciones y sus necesidades en el aula, y acudir a las reuniones de padres y madres.
  • ¿Sabes cómo es su salud? Tienes que estar implicado en esta a todos los niveles: enfermedades, vacunas, revisiones, dentista…
  • Vida social: tus hijos jugarán en el parque, irán a cumpleaños de sus amigos… y tú tienes que estar ahí y preocuparte por fomentar este
    aspecto crucial de su vida.
  • Es importante que lleves a cabo actividades de ocio con tus hijos, pues demuestra una buena relación paternofilial. ¿Le llevas al parque? ¿Juegas con ellos? Si son más mayores, ¿hacéis actividades juntos, como ir al cine?
  • Si existen actividades extraescolares, es un punto a favor, pues el menor recibe un mensaje de apoyo y refuerzo en sus preferencias fuera de la escuela. ¿Le llevas y le recoges de natación? ¿Vas a los partidos los fines de semana?

Si ya te has divorciado y buscas una modificación de medidas por un cambio de circunstancias:

¿Qué pasa con los puntos anteriores? ¿Os preocupáis los dos o solo uno de los progenitores?

¿Cumples con el régimen de visitas en las condiciones fijadas? ¿Tu expareja abona puntualmente la pensión alimenticia?

¿Te haces cargo de gastos extraordinarios? ¿Y tu expareja?

La relación con tu expareja tiene que ser adecuada

No se exige una relación extraordinaria entre los padres. Se entiende que ahora lleváis vidas separadas.

Sin embargo, es importante que al menos exista respeto mutuo y una comunicación fluida que permita llegar a los mismos criterios sobre qué valores educativos transmitir a los menores. Tenéis que poder llegar a acuerdos.

Además, bien sea positiva o negativa, la relación no debe de afectar al bienestar de los niños.

Si los hijos se ven afectados por los problemas entre sus padres, entonces sí habrá efecto sobre la custodia.

Procesos penales abiertos o indicios de violencia doméstica

Cuando hay un procedimiento judicial de índole penal abierto en alguno de los progenitores, no se otorgará la guarda y custodia compartida:

No procederá la guarda conjunta cuando cualquiera de los padres esté incurso en un proceso penal iniciado por atentar contra la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o la libertad e indemnidad sexual del otro cónyuge o de los hijos que convivan con ambos.

 

Tampoco procederá cuando el Juez advierta, de las alegaciones de las partes y las pruebas practicadas, la existencia de indicios fundados de violencia doméstica.

 

Art. 92.7 del Código Civil

Hay que destacar que, aún sin existir el procedimiento penal, tampoco procederá la custodia cuando la integridad de la pareja o alguno de los hijos haya sido comprometida

¿Cómo mostrar que cumples con los requisitos? El informe de un psicólogo experto

Para que el juez tenga buenos criterios en los que basar su decisión, ha de poder estudiar las pruebas aportadas por ambas partes.

El informe psicosocial es una de estas herramientas, pero no destaca por la profundidad en el análisis de los datos ni por el tiempo de evaluación invertido en él.

Por ello, mucha gente aporta informes psicológicos privados, que muestran una realidad más detallada y contextualizada.

peritaje psicologico

¿Qué es un peritaje psicológico? ¿Cuándo lo necesito?

En este artículo veremos qué son los peritajes psicológicos forenses, cuándo son útiles y cuándo no, así como qué errores frecuentes podemos encontrarnos en los informes profesionales. En este artículo ...
Leer más

En ellos se analizan las pautas de crianza, las habilidades comunicativas y el perfil de personalidad del progenitor.

Si se evalúa también al menor: se analiza su nivel de adaptación a los diferentes escenarios y las posibles dificultades que puedan aparecer en su desarrollo. Además, se tienen en cuenta las complicaciones que han aparecido en los hijos
a lo largo del tiempo y cómo los progenitores han actuado ante las mismas.

También se valora el entorno socioeconómico de cada cónyuge y cómo puede influir esto en el desarrollo de los menores.

En definitiva, muchas veces el informe supone un factor crucial en la decisión final de quién y cómo va ejercer la custodia de los hijos.

Desde Psicolegalmente ofrecemos este tipo de servicio. Si quieres más información, aquí puedes informarte sobre qué es un informe pericial, qué puntos valora y para qué te va a servir:

informe pericial custodia compartida

Por qué necesitas un Informe Pericial de Custodia Compartida

¿Quieres un informe pericial de custodia compartida? ¿Un informe de capacidad parental? ¿Quizás un informe pericial infantil? Los procesos de divorcio o separación es la consecuencia del deterioro en la ...
Leer más

Ponte en contacto con nosotros sin compromiso y te ayudaremos en lo que podamos.

Conclusiones

En resumen, durante el proceso de separación o divorcio, lo que se busca actualmente es que los menores se encuentren ante un modelo de custodia que les beneficie.

La forma de custodia primordial y más beneficiosa para los niños depende de muchos factores a valorar.

Un peritaje psicológico sobre custodia es una prueba ideal, al igual que un informe pericial de capacidades parentales. Ambos pueden reflejar la realidad del menor.

Por eso, es muy valorado por los abogados y jueces, tanto antes del divorcio como en una modificación de medidas.

En Psicolegalmente hacemos peritajes psicológicos evaluando las capacidades parentales y el estado psicológico actual del menor.

También colaboramos con abogados especialistas en guarda y custodia que pueden orientarte.

Si tienes alguna duda, puedes contactar con nosotros por email o por teléfono y estaremos encantados de resolvértela.

Bibliografía

Manual docente del Máster en Psicología Clínica, Legal y Forense por la UCM

Bauserman, R. (2002). Child Adjustment in Joint Custody Versus Sole-Custody Arrangements: A Meta Analytic Review. Journal of Family psychology, Vol. 16 (1), 91-102

¿Necesitas un informe?

Responsable: Psicolegalmente. Finalidad: contestar a tu correo electrónico. Legitimación: tu consentimiento. Destinatarios: datos alojados en Raiola Networks. Derechos: podrás ejercer tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviándonos un email o ante la Autoridad de Control. Información adicional: Política de Privacidad.