606 68 84 03 - 600 87 70 06 [email protected]
PSICÓLOGOS PERITO - ÁMBITO NACIONAL

La Incapacidad Permanente por Trastornos Mentales

Psicólogo Forense » Incapacidad Permanente

 

En este artículo hablamos de la incapacidad permanente por trastornos mentales:

  1. Los tipos de incapacidad.
  2. Cuál es el proceso para conseguirla (y la importancia del informe psicológico pericial en el proceso).
  3. Cuánto se paga.
  4. Los tipos de trastornos que se consideran.

Primero de todo: ¿qué es una incapacidad?

En primer lugar, es importante conocer qué es una incapacidad.

La Ley General de la Seguridad Social, en adelante LGSS, define como incapacidad a:

  • La imposibilidad, tanto temporal como permanente.
  • De realizar, de forma parcial o total, el trabajo por parte de un asegurado.
  • Debido a una enfermedad, común o profesional y a accidente, sea o no de trabajo.

Por tanto…

en esta situación el trabajador se encuentra temporalmente incapacitado para trabajar y necesita de una asistencia sanitaria por parte de la Seguridad Social.

Aquellos trabajadores que se encuentran en esta situación tienen derecho a percibir un subsidio económico, con el fin de paliar la ausencia de salario derivado de la imposibilidad de trabajar.

Los tipos de incapacidad laboral y cómo solicitarla

Como acabamos de mencionar, la imposibilidad del ejercicio laboral puede tener carácter temporal o permanente.

El tiempo máximo de Incapacidad Temporal, lo que comúnmente conocemos como baja laboral, es de 1 año. Sin embargo, esta duración se puede prorrogar.

Cuando haya pasado un año de baja, el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) citará al trabajador a través del Equipo de Valoración de Incapacidades (en adelante EVI) o el ICAMS (en Cataluña) para valorar su estado de salud.

Una vez realizada esta valoración, hay tres posibles alternativas:

  1. Recibir el alta médica por curación
  2. Ser propuesto para una incapacidad permanente
  3. Recibir una prórroga de la Incapacidad Temporal hasta un máximo de 6 meses

Si se llega a los 18 meses (máximo de prórroga) en situación de Incapacidad Temporal o baja médica, el INSS deberá valorar de nuevo el estado de la salud del trabajador.

Realizada esta nueva valoración, las alternativas son nuevamente tres:

  1. Recibir una incapacidad permanente
  2. Recibir el alta médica por no reconocerse la incapacidad permanente
  3. Que el INSS entienda que el trabajador todavía debe continuar en tratamiento y, de carácter sumamente extraordinario, prorrogue hasta un máximo de 6 meses más la baja médica, hasta llegar a los 2 años

Dentro de la incapacidad permanente, podemos diferenciar cuatro grados.

Los tipos de incapacidad permanente

Existen cuatro tipos de incapacidad permanente: Parcial, Total, Absoluta y Gran Invalidez.

tipos de incapacidad laboral

Parcial

Ocasiona una disminución no inferior al 33% en su rendimiento normal para dicha profesión y oficio. Por tanto, afecta al rendimiento, pero no impide la realización de las tareas fundamentales de la actividad laboral del trabajador.

Total

Inhabilita al trabajador para todas las tareas fundamentales vinculadas a su profesión u oficio, aunque puede dedicarse a otra. Por tanto, todas las áreas fundamentales de su profesión u oficio habitual no se pueden seguir realizando o, de seguir haciéndolas, generaría un riesgo adicional.

Absoluta

Inhabilita completamente al trabajador para toda profesión u oficio. Por tanto, el trabajador no puede soportar el esfuerzo que supone la disciplina de cualquier trabajo.

Gran Invalidez

Trabajador afecto de incapacidad permanente y que, por consecuencias de pérdidas anatómicas o funcionales, necesita la ayuda de otras personas para los actos esenciales de la vida.

Retribuciones dinerarias por la incapacidad laboral

Cuando un trabajador se encuentra en situación de incapacidad permanente, existen medidas de protección para garantizar sus ingresos económicos. Podemos diferenciar dos niveles: el contributivo y el no contributivo.

  • Contributivo. Pertenecen a este nivel las personas dadas de alta, en situación asimilada a la de alta y/o que tienen suficientes años cotizados.

La cuantía viene determinada en función del grado de incapacidad reconocido y la base reguladora del trabajador.

TipoRetribución percibida
Parcial
Indemnización a tanto alzado (se paga el total de una vez) de 24 mensualidades.
TotalIndemnización del 55% de la base reguladora. Hay un incremento del 20% a partir de los 55 años cuando se percibe una dificultad para encontrar un empleo en una actividad distinta a la habitual.
AbsolutaIndemnización del 100% de la base reguladora.
Gran invalidez
Indemnización que se obtiene tras aplicar a la base reguladora el porcentaje correspondiente a la incapacidad permanente total o absoluta.

Cuando se llega a los 65 años, esta pensión contributiva desaparece y se pasa a cobrar la pensión por jubilación.

  • No contributivo. Pertenecen a este nivel aquellas personas que no reúnen los requisitos para acceder al nivel contributivopor no haber cotizado nunca o lo suficiente.

La incapacidad permanente por trastornos de la personalidad y/o mentales

Cada vez son más las sentencias que contemplan una incapacidad permanente por trastorno mental o por trastorno de la personalidad.

Hace relativamente poco tiempo, este tipo de afectaciones ni siquiera se tenían en cuenta como motivo de baja laboral.

Tanto los trastornos mentales como los trastornos de la personalidad no solo afectan, como mucha gente piensa, al estado de ánimo o a una visión más o menos optimista de la vida. La salud mental repercute de forma considerable a la salud física y en muchas ocasiones, a nuestras capacidades laborales.

En muchas ocasiones, padecer un trastorno mental o de la personalidad puede resultar incompatible con el ejercicio de una profesión u oficio.

Vamos a ver las diferencias entre trastornos mentales y de la personalidad.

¿Qué son los trastornos mentales?

Un trastorno mental es una alteración de tipo emocional, cognitiva y/o comportamental.

Se caracteriza por la afectación de procesos psicológicos básicos como son la emoción, la motivación, la cognición, la conciencia, la conducta, la percepción, la sensación, el aprendizaje, el lenguaje, etc.

Esto dificulta a la persona su adaptación al entorno cultural y social en que vive, generando un significativo malestar subjetivo.

¿Qué son los trastornos de la personalidad?

Un trastorno de la personalidad es un tipo de trastorno mental. Es un patrón permanente e inflexible que se aparta de lo que se considera habitual en la cultura de la persona que lo padece.

Se manifiesta en la forma de percibir el mundo que le rodea, la afectividad, las relaciones interpersonales y el control de los impulsos.

incapacidad por trastorno de personalidad

Listado de enfermedades de incapacidad laboral

Son muchas las enfermedades que han sido consideradas como incapacitantes en diversas sentencias judiciales. Obviamente, depende del grado y del estado de estas.

El listado es, como cabe esperar, muy extenso. En lo que respecta a la índole psicológica, podemos citar:

Trastorno de depresión mayor

En general, para obtener una incapacidad laboral por depresión, esta debe ser irreversible e interferir significativamente en el desempeño laboral.

Cada vez más nos encontramos trastornos depresivos asociados a otras patologías.

Es común ver solicitudes de incapacidad por fibromialgia y depresión. Si quieres conocer más detalles con relación a esto, puede visitar nuestro artículo sobre incapacidad permanente por depresión mayor.

Trastorno bipolar tipo I y II

El trastorno bipolar se caracteriza por cambios extremos en el estado de ánimo, alternando episodios de manía o hipomanía (donde aparecen sobre todo sentimientos de euforia) con episodios depresivos.

Existen diferentes tipos de trastorno bipolar: tipo I, tipo II y ciclotímico, cuya diferencia entre ellos se establece en función del tipo de episodios sufridos.

La propia naturaleza del trastorno (hay momentos en los que el trabajador “se encuentra bien” y puede realizar su labor profesional) dificulta en ocasiones establecer una incapacidad absoluta, aunque dependiendo del grado y gravedad del trastorno, podría conseguirse dicha incapacidad por trastorno bipolar tipo I o II.

Trastorno de ansiedad

Junto con la depresión, es una de las psicopatologías más frecuentes hoy en día.

Igualmente, el reconocimiento de la incapacidad de una incapacidad permanente por ansiedad dependerá de la gravedad y las consecuencias que su padecimiento tiene en el ámbito laboral.

Trastorno adaptativo mixto

Se trata de un trastorno caracterizado por una sintomatología ansiosa y depresiva que se acompaña de uno o varios factores estresantes que interfieren en la vida de la persona.

Son cada vez más las incapacidades por trastorno adaptativo, pues se trata de una psicopatología cada vez más presente en nuestra sociedad.

trastorno adaptativo mixto incapacidad absoluta

Trastorno obsesivo compulsivo (TOC)

También llamado TOC.

Se caracteriza por un patrón de pensamientos y miedos irracionales (las obsesiones) que generan ansiedad y malestar y que conlleva que la persona realice una serie de comportamientos repetitivos (las compulsiones) con el objetivo de paliar dicha ansiedad.

Estas obsesiones y compulsiones interfieren en las actividades diarias, por lo que es muy común acceder a una incapacidad permanente por padecer dicha alteración.

Esquizofrenia

Se encuentra dentro de los denominados Trastornos Psicóticos.

Se trata de un trastorno mental grave a través del cual la persona interpreta la realidad de una manera anómala. Puede generar alucinaciones, delirios, así como trastornos en el pensamiento y el comportamiento.

Esto, además de afectar gravemente al funcionamiento diario de la persona, puede llegar a ser muy incapacitante.

Con relación al ámbito laboral, la Esquizofrenia puede afectar a capacidades esenciales para su desempeño, como puede ser la organización, la coordinación o las relaciones sociales o la comunicación.

Además de la Esquizofrenia, dentro de los Trastornos Psicóticos podemos encontrar también el Trastorno Delirante, comúnmente relacionado con la incapacidad permanente absoluta.

Trastorno de la personalidad

Como hemos mencionado con anterioridad, un trastorno de la personalidad (TP) es un tipo de trastorno mental.

Según la última edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5), podemos diferenciar más de diez tipos.

Los más comunes por los cuales existen diversas sentencias de incapacidad por TP son: el Trastorno de la Personalidad Paranoide, el Trastorno de la Personalidad Límite, el Trastorno de la Personalidad Antisocial.

En qué consiste el Tribunal Médico

tribunal medico por depresion

Como hemos comentado al inicio, la valoración del estado de la salud con el objetivo de conceder o no una incapacidad permanente lo realiza el EVI.

Este equipo lo forman únicamente médicos. Generalmente un médico inspector y otro facultativo.

En algunas ocasiones, como ocurre con la valoración de una incapacidad laboral por trastorno mental o de la personalidad, existe el riesgo de que el daño psicológico quede invisibilizado ante muchos tribunales y facultativos médicos.

Por ello, lo más recomendable es aportar un informe psicológico pericial junto al resto de documentos del historial desde el inicio del procedimiento administrativo.

La importancia del Peritaje Psicológico en la solicitud

El informe psicológico pericial puede ir destinado a solicitar la incapacidad laboral:

  • Por causa psíquica.
  • Por causa física que cursa con sintomatología psíquica.

El base sobre la que se apoya el peritaje psicológico es, por un lado, la comparación entre:

  1. Los requisitos de las funciones básicas de la profesión u oficio.
  2. Y el perfil de las capacidades individuales del trabajador para desempeñar dichas funciones.

Por otro lado, resulta fundamental conocer la situación basal del trabajador.

Esto permite conocer las aptitudes que presentaba con anterioridad a desarrollar la patología por la que se solicita la incapacidad.

Este informe psicológico, hará que los Equipos de Evaluación tengan una perspectiva mucho más amplia del caso. De esta manera, pueden contextualizar las entrevistas llevadas a cabo en base a la información recogida en el informe psicológico pericial que se aporta.

Asimismo, es importante tener en cuenta que este informe psicológico pericial se podrá utilizar como una prueba más en el caso de no obtener el resultado esperado por vía administrativa y sea necesario recurrir a la vía contenciosa-administrativa.

En Psicolegalmente realizamos este tipo de informes.

Si quieres más información acerca del informe pericial psicológico, puedes visitar nuestro artículo donde detallamos en qué consiste y cómo se realiza:

peritaje psicologico

¿Qué es un peritaje psicológico? ¿Cuándo lo necesito?

En este artículo veremos qué son los peritajes psicológicos, cuándo son útiles y cuándo no, así como qué errores frecuentes podemos encontrarnos en los informes profesionales. ¿Qué es un informe ...
Leer más

Valoración de la discapacidad

Los trabajadores también tienen derecho a solicitar la valoración de su discapacidad (antiguamente denominado grado de minusvalía) por los Equipos de Valoración y Orientación (EVO).

De esta forma pueden acceder a derechos sociales y a solicitar indemnización por secuelas si su incapacidad se debe a accidente/enfermedad laboral (mutua de seguros), o de tráfico (seguro del automóvil), o los dos.

Los cinco grados de discapacidad existentes los podemos ver en la siguiente tabla:

GradoDescripción
Clase I0% de discapacidad
Sintomatología aislada que no supone disminución funcional.
Clase IIDiscapacidad leve: 1-24%
Vida autónoma, mantiene actividad laboral excepto en momentos de estrés, necesitando reposo laboral e intervención terapéutica.
Clase IIIDiscapacidad moderada: 25-59%
Restricción moderada de las actividades cotidianas y de la capacidad laboral.
Clase IVDiscapacidad grave: 60-74%
Restricción marcada de las actividades cotidianas y de la capacidad laboral.
Clase VDiscapacidad muy grave: >75%
Incapacidad total para cuidar de sí mismo y realizar cualquier actividad laboral, necesitando ayuda de terceras personas.

Conclusiones

Como hemos podido ver, la salud mental puede tener una repercusión negativa tan significativa o más que la salud física.

Padecer un trastorno mental puede afectar a la realización de muchos de los actos esenciales de nuestro día a día.

Lógicamente, esto tiene influencia directa en el plano laboral.

Lo invisible que son, en muchas ocasiones, los trastornos mentales, puede dificultar el reconocimiento de una incapacidad permanente por este motivo.

De ahi la importancia del informe pericial psicológico a la hora de conceder una incapacidad por trastorno mental o de la personalidad.

Por tanto, aportar una buena prueba documentada acerca del estado psicológico del trabajador, así como la repercusión que genera en el desempeño de su empleo o profesión, puede ser crucial para obtener dicha incapacidad.

En Psicolegalmente hacemos este tipo de informes. Llámanos si te interesa.

Referencias

Asociación Americana de Psiquiatría (2014). Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-5). Barcelona: Ed. Masson.

Gómez, J. L. G., & Rodríguez, J. M. A. (2008). Manual docente de Psicología Clínica, Legal y Forense. Universidad Complutense de Madrid.

López, M. A., Duran, X., Alonso, J., Martínez, J. M., Espallargues, M., & Benavides, F. G. (2014). Estimación de la carga de enfermedad por incapacidad laboral permanente en España durante el período 2009-2012. Revista espanola de salud publica, 88(3), 349-358.

¿Necesitas un informe?

Responsable: Psicolegalmente. Finalidad: contestar a tu correo electrónico. Legitimación: tu consentimiento. Destinatarios: datos alojados en Raiola Networks. Derechos: podrás ejercer tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviándonos un email o ante la Autoridad de Control. Información adicional: Política de Privacidad.

0 comentarios

Enviar un comentario