606 68 84 03 - 600 87 70 06 [email protected]
PSICÓLOGOS PERITO - ÁMBITO NACIONAL

La Incapacidad Permanente Absoluta por Depresión Mayor

Psicólogo Forense » Incapacidad Permanente » Depresión

 

En este artículo veremos cómo conseguir una incapacidad laboral absoluta por depresión mayor, y la importancia del informe pericial psicológico en el proceso.

Si quieres información más generalizada, puedes echar un ojo a nuestro artículo sobre la incapacidad permanente por trastornos mentales.

¿Qué es la depresión y por qué puede dar lugar a una incapacidad laboral?

A menudo se habla coloquialmente de la depresión.

Este término hace referencia a varios constructos, entre ellos, a un estado de ánimo, es decir, la tristeza. Pero depresión también hace referencia a un síntoma, a un síndrome y, a un trastorno.

Es muy frecuente escuchar a una persona decir estoy muy deprimido.

Sin embargo, esta afirmación suele apuntar a la tristeza normal. Sentirse triste, decaído o desanimado es una de las condiciones de malestar psicológico más frecuente en los seres humanos.

Por tanto, es muy importante diferenciar estos estados de ánimo bajos con la depresión, la cual puede ser entendida como síntoma, como síndrome y como trastorno.

Veamos en qué consiste cada uno.

La depresión como síntoma consiste en una tristeza de carácter patológico. Es decir, se diferencia de la tristeza normal en cuanto a su frecuencia, su intensidad y su duración en el tiempo.

La depresión hace referencia también a un síndrome. Esto es, un conjunto de síntomas que suelen agruparse, sin embargo, no llegan a formar un trastorno.

Por tanto…

…decir estoy deprimido, puede referirse a varios síntomas al mismo tiempo: tristeza, falta de energía, insomnio, falta de apetito, etc.

Por último, la depresión como trastorno podría definirse como un síndrome para el cual se han determinado ciertos parámetros de duración, gravedad, curso y disfuncionalidad. La depresión como trastorno se incluye en las guías diagnósticas más utilizadas actualmente.

¿Cómo sé si tengo depresión? ¿Qué síntomas aparecen?

la incapacidad permanente absoluta por depresion

La última publicación del Manual Diagnostico y Estadístico de los Trastornos Mentales por la Asociación Americana de Psiquiatría (DSM-5) establece que, para el diagnostico de un Trastorno de depresión mayor deben cumplirse cinco o más de los siguientes síntomas:

  1. Estado de ánimo depresivo la mayor parte del día
  2. Disminución del interés o placer en todas o casi todas las actividades la mayor parte del día
  3. Aumento o pérdida significativa de peso, o disminución o aumento del apetito
  4. Insomnio o hipersomnia
  5. Agitación o retardo psicomotor
  6. Fatiga o pérdida de energía
  7. Sentimientos de inutilidad o de culpa excesiva o inapropiada
  8. Capacidad disminuida para pensar, concentrarse o tomar decisiones
  9. Pensamientos recurrentes de muerte o suicidio, intento de suicidio o un plan específico para llevarlo a cabo

Es importante saber que dichos síntomas deben haber estado presentes casi todos los días durante un período dado de 2 semanas.

Esta última definición de depresión, es decir, la depresión como trastorno, es la que puede llegar a dar lugar a una incapacidad laboral.

Cabe señalar que este trastorno puede llegar a configurarse como un Trastorno depresivo persistente, es decir, puede desarrollarse cronicidad.

¿Existe tratamiento?

En cuanto a los tipos de tratamientos, existen tres opciones: terapia psicológica, tratamiento farmacológico y, en última instancia, ingreso hospitalario,

Terapia psicológica

El psicólogo clínico, especialista en los problemas del comportamiento humano, es el encargado de llevar a cavo el tratamiento psicológico, o psicoterapia.

El objetivo es eliminar el sufrimiento de la persona enseñándole las habilidades adecuadas para hacer frente a las diversas dificultades de la vida cotidiana. Es decir, analiza cuales son los problemas específicos que tiene el paciente en su día a día y realiza un plan ajustado a éstas para poder superarlas.

El tratamiento psicológico, solo o combinado con fármacos, ha demostrado su eficacia en la depresión, tanto para su tratamiento como para la prevención de recaídas.

Farmacológico

Es importante tener en cuenta que la depresión no siempre requiere de tratamiento farmacológico.

Sin embargo.

En ocasiones los medicamentos aprobados para el tratamiento de la depresión, los antidepresivos, pueden ayudar a mejorar los síntomas en algunas personas.

Los antidepresivos son medicamentos que actúan cambiando las sustancias químicas del cerebro llamadas neurotransmisores, las cuales están involucradas en la regulación del estado de ánimo.

Es crucial saber que se trata de una medicación prescrita.

Por tanto, tanto la dosis, como el periodo en el que se debe tomar, como el procedimiento de retirada, debe establecerlo el médico de atención primaria o psiquiatra.

Ingreso hospitalario

Existen algunas situaciones que pueden determinar el ingreso en un centro hospitalario. Generalmente suele ocurrir cuando los tratamientos anteriormente descritos no han funcionado.

El objetivo de un ingreso es poder llevar un seguimiento más cercano de la persona que padece una depresión.

La incapacidad permanente absoluta por depresión mayor recurrente o crónica

depresion mayor recurrente incapacidad absoluta

Hemos descrito anteriormente cuales son los síntomas de un Trastorno de depresión mayor. Esta sintomatología es la que puede dar lugar a una incapacidad laboral por depresión.

Sin embargo, dependiendo de la naturaleza del trastorno depresivo puede darse un tipo u otro de incapacidad.

El primer escalón sería lo comúnmente conocido como baja laboral, o lo que es lo mismo, una incapacidad temporal por depresión. Estos casos suelen atender a una sintomatología más corta en el tiempo, con una buena respuesta al tratamiento.

En ocasiones, debido a la persistencia de la sintomatología, se agota el tiempo máximo que se puede estar en situación de baja laboral, y la alternativa resulta ser una incapacidad permanente. El grado de esta nuevamente va a estar condicionado por la gravedad e interferencia del trastorno depresivo.

Por tanto…

…dentro de la incapacidad permanente, las dificultades que presente el trabajador, la duración de la sintomatología, la incapacidad que suponga en el quehacer diario y el malestar emocional generado, será lo que determinen el grado de incapacidad permanente.

Nos encontraremos con casos de incapacidad permanente parcial, incapacidad permanente total, o en los casos más graves, con incapacidad permanente absoluta por depresión.

En este último caso, suele existir una escasa respuesta a los tratamientos descritos, por lo que se entiende que la sintomatología es más resistente.

Y por tanto, crónica.

Existe también la Gran Invalidez.

Es el mayor grado de incapacidad que puede sufrir una persona. En este caso, a causa del trastorno depresivo, además de no poder realizar ninguna actividad laboral, también necesita la asistencia de otra persona para la práctica de su vida diaria.

Revisión de la incapacidad permanente absoluta por depresión.

La incapacidad se denomina permanente, sí.

Pero.

Una vez reconocida, puede someterse a revisión.

En ocasiones, su duración puede estar limitada en el tiempo, por lo que la depresión puede sufrir una mejoría.

Del mismo modo, también puede agravarse.

De ahí la importancia de establecer una revisión periódica, pues en el caso de existir agravación o mejoría, esto daría lugar a un cambio en el grado reconocido de incapacidad permanente.

El proceso y los tipos de incapacidad para el trastorno depresivo

La incapacidad laboral en la depresión sigue el mismo proceso que cualquier otra incapacitación laboral.

Primero, tenemos que saber de qué manera la La Ley General de la Seguridad Social, define una incapacidad. Se refiere a:

PRIMERO: La imposibilidad, tanto temporal como permanente…

SEGUNDO: …de realizar, de forma parcial o total, el trabajo por parte de un asegurado…

TERCERO: …debido a una enfermedad, común o profesional y a accidente, sea o no de trabajo.

Si estas tres condiciones se cumplen, se daría la situación en la cual un trabajador estaría incapacitado de manera temporal para realizar su trabajo. Necesitaría asistencia sanitaria por parte de la Seguridad Social.

Además, un trabajador tiene a recibir ayuda económica si se encuentra en esta situación, de forma que pueda fin de mitigar el hecho de no recibir salario debido a no poder trabajar.

¿Cuánto es el tiempo máximo de Incapacidad Temporal?

1 año.

¿Se puede prorrogar?

Sí, si se cumplen ciertas condiciones.

Una vez hayan pasado 12 meses de baja, el trabajador será citado por el INSS o Instituto Nacional de la Seguridad Social, de manera que el Equipo de Valoración de Incapacidades (EVI) o el ICAMS (en Cataluña) para valorar su estado de salud.

incapacidad laboral por depresion

¿Qué pasa después? Nos encontramos con tres posibles escenarios:

  1. El trabajador podría recibir el alta médica por curación
  2. También podría ser propuesto para recibir una incapacidad permanente
  3. Otra posibilidad es recibir una una prórroga de la Incapacidad Temporal (en este caso, con un máximo de 6 meses)

Si se llega a un año y medio de Incapacidad Temporal (los famosos máximos 18 meses de prórroga), se da una nueva situación. En este caso, el INSS valorará otra vez el estado de la salud del trabajador.

En este momento tenemos tres alternativas. O bien recibir una incapacidad permanente, o el alta médica por no reconocerse dicha incapacidad, o bien que el INSS valore que se deba seguir con en tratamiento y entonces, de foma extraordinaria alargue de nuevo (y hasta un máximo de 6 meses más) la baja médica. En este caso, se podría llegar entonces hasta los 2 años.

¿Qué tipos de incapacidad permanente existen?

Hay cuatro grados:

PARCIAL, la cual no impide la realización de las tareas fundamentales de la actividad laboral del trabajador, solamente afecta a nivel de rendimiento.

TOTAL, que inhabilita al trabajador para todas aquellas tareas fundamentales vinculadas a su profesión, aunque puede dedicarse a otro oficio.

ABSOLUTA, donde se inhabilita completamente al trabajador para cualquier profesión.

GRAN INVALIDEZ. En este caso, el trabajador, por consecuencias de pérdidas anatómicas o funcionales, necesita la ayuda de otras personas para los aspectos básicos de la vida.

Cómo lograr una incapacidad laboral por depresión: el informe psicológico pericial

En este apartado veremos la importancia del informe psicológico pericial a la hora de lograr una incapacidad laboral, temporal o absoluta, por depresión, así como el funcionamiento del tribunal médico.

El Tribunal Médico

Como hemos comentado al inicio, la valoración del estado de la salud con el objetivo de conceder o no una incapacidad permanente por depresión lo realiza el EVI.

Este equipo lo forman únicamente médicos. Generalmente un médico inspector y otro facultativo.

En algunas ocasiones, como ocurre con la valoración de una incapacidad laboral por depresión, cabe el riesgo de que el daño psicológico quede invisibilizado ante muchos tribunales y facultativos médicos.

Por ello, lo más recomendable es aportar un informe psicológico pericial junto al resto de documentos del historial desde el inicio del procedimiento administrativo.

El Peritaje Psicológico

El informe psicológico pericial, como los que hacemos en Psicolegalmente, puede ir destinado a solicitar la incapacidad laboral:

  • Por causa psíquica.
  • Por causa física que cursa con sintomatología psíquica.

El base sobre la que se apoya el peritaje psicológico es, por un lado, la comparación entre:

  1. Los requisitos de las funciones básicas de la profesión u oficio.
  2. Y el perfil de las capacidades individuales del trabajador para desempeñar dichas funciones.

Por otro lado, resulta fundamental conocer la situación basal del trabajador. Esto permite conocer las aptitudes que presentaba con anterioridad a desarrollar la patología por la que se solicita la incapacidad.

Este informe, el peritaje psicológico, hará que los Equipos de Evaluación tengan una perspectiva mucho más amplia del caso pudiendo contextualizar las entrevistas llevadas a cabo en base a la información recogida en el informe psicológico pericial que se aporta.

Asimismo, es importante tener en cuenta que este informe psicológico pericial se podrá utilizar como una prueba más en el caso de no obtener el resultado esperado por vía administrativa y sea necesario recurrir a la vía contenciosa-administrativa.

Aquí tienes más información de en qué consiste un informe psicológico pericial:

peritaje psicologico

¿Qué es un peritaje psicológico? ¿Cuándo lo necesito?

En este artículo veremos qué son los peritajes psicológicos, cuándo son útiles y cuándo no, así como qué errores frecuentes podemos encontrarnos en los informes profesionales. ¿Qué es un informe ...
Leer más

Recuerda que en Psicolegalmente hacemos este tipo de informes.

Si quieres saber más acerca de qué se tiene en cuenta en el informe, revisa nuestro artículo acerca de los puntos que se valoran en el juicio de incapacidad permanente.

Los Grados de minusvalía por depresión

Los trabajadores también tienen derecho a solicitar la valoración de su discapacidad (antiguamente denominado grado de minusvalía) por los Equipos de Valoración y Orientación (EVO).

De esta forma pueden acceder a derechos sociales y a solicitar indemnización por secuelas si su incapacidad se debe a accidente/enfermedad laboral (mutua de seguros), o de tráfico (seguro del automóvil), o los dos.

Los cinco grados de discapacidad existentes los podemos ver en la siguiente tabla:

GradoDescripción
Clase I0% de discapacidad
Sintomatología aislada que no supone disminución funcional.
Clase IIDiscapacidad leve: 1-24%
Vida autónoma, mantiene actividad laboral excepto en momentos de estrés, necesitando reposo laboral e intervención terapéutica.
Clase IIIDiscapacidad moderada: 25-59%
Restricción moderada de las actividades cotidianas y de la capacidad laboral.
Clase IVDiscapacidad grave: 60-74%
Restricción marcada de las actividades cotidianas y de la capacidad laboral.
Clase VDiscapacidad muy grave: >75%
Incapacidad total para cuidar de sí mismo y realizar cualquier actividad laboral, necesitando ayuda de terceras personas.

Veamos algunos casos particulares de depresión

A menudo, el trastorno depresivo es comórbido a otras patologías. En este apartado veremos algunos ejemplos. Es importante destacar que, aunque cada patología tiene sus particularidades, el proceso es el mismo.

Incapacidad por Fibromialgia y Depresión

Un ejemplo es la fibromialgia.

Se trata de un síndrome que cursa con dolor de forma crónica y generalizada. Está estrechamente relacionada con trastornos psicológicos, siendo los más frecuentes la ansiedad y depresión. Por tanto, al asociarse con la fibromialgia, la agravan y cronifica de forma irremediable. Es por ello muy común recibir una incapacidad laboral por fibromialgia y depresión.

Casos menos comunes

Además de estar asociado a trastornos de ansiedad, algo menos frecuente es cuando se solicita una incapacidad laboral por epilepsia, trastorno adaptativo o bipolaridad.

Incluso es posible encontrarse asociaciones cor patologías menos comunes como la depresión crónica y la espondiloartrosis.

Conclusiones

Hemos visto cómo los trastornos depresivos pueden ocasionar una incapacidad laboral, ya sea temporal o permanente, así como el proceso para conseguirla.

Se trata de algo muy serio, y no se concederá a la primera de cambio. De ahí la importancia del informe psicológico forense en un juicio de incapacidad permanente.

En Psicolegalmente hacemos este tipo de informes.

Si crees que puede ser útil en tu caso concreto, llámanos.

Referencias

Asociación Americana de Psiquiatría (2014). Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-5). Barcelona: Ed. Masson.

Gómez, J. L. G., & Rodríguez, J. M. A. (2008). Manual docente de Psicología Clínica, Legal y Forense. Universidad Complutense de Madrid.

López, M. A., Duran, X., Alonso, J., Martínez, J. M., Espallargues, M., & Benavides, F. G. (2014). Estimación de la carga de enfermedad por incapacidad laboral permanente en España durante el período 2009-2012. Revista espanola de salud publica, 88(3), 349-358.

¿Necesitas un informe?

Responsable: Psicolegalmente. Finalidad: contestar a tu correo electrónico. Legitimación: tu consentimiento. Destinatarios: datos alojados en Raiola Networks. Derechos: podrás ejercer tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviándonos un email o ante la Autoridad de Control. Información adicional: Política de Privacidad.